lunes, 29 de septiembre de 2008

Michel Moore denuncia un golpe de Estado de Bush

Carta del documentalista a los estadounidenses, publicada en su web:

"Los ricos están dando un golpe esta mañana... El más grande robo de la historia de los EEUU se está llevando a cabo mientras Usted lee esto. Esta vez no se usan armas, pero fueron tomados de rehenes 300 millones de personas (todos los estadounidenses)... Antes de dejar la Casa Blanca, Bush y sus allegados están saqueando cada dólar que pueden del Tesoro norteamericano."

Monday, September 29th, 2008
The Rich Are Staging a Coup This Morning ...a message from Michael Moore


Let me cut to the chase. The biggest robbery in the history of this country is taking place as you read this. Though no guns are being used, 300 million hostages are being taken. Make no mistake about it: After stealing a half trillion dollars to line the pockets of their war-profiteering backers for the past five years, after lining the pockets of their fellow oilmen to the tune of over a hundred billion dollars in just the last two years, Bush and his cronies -- who must soon vacate the White House -- are looting the U.S. Treasury of every dollar they can grab. They are swiping as much of the silverware as they can on their way out the door.

No matter what they say, no matter how many scare words they use, they are up to their old tricks of creating fear and confusion in order to make and keep themselves and the upper one percent filthy rich. Just read the first four paragraphs of the lead story in last Monday's New York Times and you can see what the real deal is:

"Even as policy makers worked on details of a $700 billion bailout of the financial industry, Wall Street began looking for ways to profit from it.

"Financial firms were lobbying to have all manner of troubled investments covered, not just those related to mortgages.

"At the same time, investment firms were jockeying to oversee all the assets that Treasury plans to take off the books of financial institutions, a role that could earn them hundreds of millions of dollars a year in fees.

"Nobody wants to be left out of Treasury's proposal to buy up bad assets of financial institutions."

Unbelievable. Wall Street and its backers created this mess and now they are going to clean up like bandits. Even Rudy Giuliani is lobbying for his firm to be hired (and paid) to "consult" in the bailout.

The problem is, nobody truly knows what this "collapse" is all about. Even Treasury Secretary Paulson admitted he doesn't know the exact amount that is needed (he just picked the $700 billion number out of his head!). The head of the congressional budget office said he can't figure it out nor can he explain it to anyone.

And yet, they are screeching about how the end is near! Panic! Recession! The Great Depression! Y2K! Bird flu! Killer bees! We must pass the bailout bill today!! The sky is falling! The sky is falling!

Falling for whom? NOTHING in this "bailout" package will lower the price of the gas you have to put in your car to get to work. NOTHING in this bill will protect you from losing your home. NOTHING in this bill will give you health insurance.

Health insurance? Mike, why are you bringing this up? What's this got to do with the Wall Street collapse?

It has everything to do with it. This so-called "collapse" was triggered by the massive defaulting and foreclosures going on with people's home mortgages. Do you know why so many Americans are losing their homes? To hear the Republicans describe it, it's because too many working class idiots were given mortgages that they really couldn't afford. Here's the truth: The number one cause of people declaring bankruptcy is because of medical bills. Let me state this simply: If we had had universal health coverage, this mortgage "crisis" may never have happened.

This bailout's mission is to protect the obscene amount of wealth that has been accumulated in the last eight years. It's to protect the top shareholders who own and control corporate America. It's to make sure their yachts and mansions and "way of life" go uninterrupted while the rest of America suffers and struggles to pay the bills. Let the rich suffer for once. Let them pay for the bailout. We are spending 400 million dollars a day on the war in Iraq. Let them end the war immediately and save us all another half-trillion dollars!

I have to stop writing this and you have to stop reading it. They are staging a financial coup this morning in our country. They are hoping Congress will act fast before they stop to think, before we have a chance to stop them ourselves. So stop reading this and do something -- NOW! Here's what you can do immediately:

1. Call or e-mail Senator Obama. Tell him he does not need to be sitting there trying to help prop up Bush and Cheney and the mess they've made. Tell him we know he has the smarts to slow this thing down and figure out what's the best route to take. Tell him the rich have to pay for whatever help is offered. Use the leverage we have now to insist on a moratorium on home foreclosures, to insist on a move to universal health coverage, and tell him that we the people need to be in charge of the economic decisions that affect our lives, not the barons of Wall Street.

2. Take to the streets. Participate in one of the hundreds of quickly-called demonstrations that are taking place all over the country (especially those near Wall Street and DC).

3. Call your Representative in Congress and your Senators. (click here to find their phone numbers). Tell them what you told Senator Obama.

When you screw up in life, there is hell to pay. Each and every one of you reading this knows that basic lesson and has paid the consequences of your actions at some point. In this great democracy, we cannot let there be one set of rules for the vast majority of hard-working citizens, and another set of rules for the elite, who, when they screw up, are handed one more gift on a silver platter. No more! Not again!

Michael Moore

P.S. Having read further the details of this bailout bill, you need to know you are being lied to. They talk about how they will prevent golden parachutes. It says NOTHING about what these executives and fat cats will make in SALARY. According to Rep. Brad Sherman of California, these top managers will continue to receive million-dollar-a-month paychecks under this new bill. There is no direct ownership given to the American people for the money being handed over. Foreign banks and investors will be allowed to receive billion-dollar handouts. A large chunk of this $700 billion is going to be given directly to Chinese and Middle Eastern banks. There is NO guarantee of ever seeing that money again.

P.P.S. From talking to people I know in DC, they say the reason so many Dems are behind this is because Wall Street this weekend put a gun to their heads and said either turn over the $700 billion or the first thing we'll start blowing up are the pension funds and 401(k)s of your middle class constituents. The Dems are scared they may make good on their threat. But this is not the time to back down or act like the typical Democrat we have witnessed for the last eight years. The Dems handed a stolen election over to Bush. The Dems gave Bush the votes he needed to invade a sovereign country. Once they took over Congress in 2007, they refused to pull the plug on the war. And now they have been cowered into being accomplices in the crime of the century. You have to call them now and say "NO!" If we let them do this, just imagine how hard it will be to get anything good done when President Obama is in the White House. THESE DEMOCRATS ARE ONLY AS STRONG AS THE BACKBONE WE GIVE THEM. CALL CONGRESS NOW.

La Matrix real de Steven Yates

Extracto del artículo tomado de:

La idea es básicamente la misma de Graziano en su Nadie vio Matrix: Hay una Matrix real creada para "educar" a los millones de estadounidenses, y en general a toda población mundial ligada a la rueda del capitalismo globalizado, para mantenerla adormecida y disciplinada bajo los planes de los grupos económicos más poderosos.

By Steven Yates
December 7, 2004
I believe it’s more. (Movie) The Matrix—which has begun to generate a secondary literature in academic disciplines like philosophy and cultural studies—may be seen an allegory for our present situation after the past hundred-plus years. The allegory is about power and concealment. The “real matrix” is then a world most of middle America takes for granted—a world where “they hate us because we are free,” and where the public schools educate. A world where we can trust the federal government and believe Dan Rather. A world where the former obeys its founding document, the U.S. Constitution. In other words, a fantasy world.

Let us conduct a thought experiment. Let us remove the obviously evil artificial intelligence and its minions—“agents” and “sentinels”—and substitute a power system controlled by a few hundred extremely wealthy and well-placed individuals—a super-elite, I will call it. I use this term to distinguish it from visible, national elites. This super-elite operates at an international level, outside all national loyalties. Its only loyalties are to money and power. It exercises control by controlling not just much of the Western world’s finances but much of the information released to the public. It controls the mainstream mass media (television networks and newspapers mostly owned by six or so megaconglomerates) and most education through top-down policies permeating the prevailing form of education in this land: government (“public”) schools. So-called higher education is part of this system. The super-elite bent academic disciplines such as history and psychology in the direction it wanted them to go by generously supplying foundation and grant money to compliant graduate students who then become compliant professors and administrators. Through the endowment system it gained control over Ivy League universities. The latter, via their enormous prestige and control of flagship organizations within academic disciplines (such as the American Historical Association or the American Psychological Association), set the course for those disciplines that others can be expected to follow automatically.

Members of the super-elite that controls this power system were never elected to anything, but elected officials in national elites answer to them. Those without the tacit approval of the super-elite have no chance of coming within a thousand miles of the Oval Office. The masses of people, meanwhile, will have been “educated” to adjust to society, which in this context means following the crowd and automatically withholding support from anyone who “can’t get elected.” Combine these two, and you have a reason why no Libertarian Party or Constitution Party candidate has a chance of becoming President of the United States or even reaching high office at the state level as long as this power system remains in place. The media elites continue to promote a system which plays Democrats against Republicans although both parties are controlled at the top. There exists, in other words, a strict gatekeeping system. Only those with certain values and attributes, and a certain mindset, need apply.

Let’s now go beyond the thought-experiment stage. Does this super-elite really exist, or is this just more armchair “conspiracy theory”? It is not a theory. It is now quite well documented. The information is available to anyone willing to seek it out. To paraphrase what Trinity told Neo in their initial conversation, the answers are out there, and will find you if you want them to. Or, you can find them, if you go looking.

Neo: “What is the Matrix?”
Trinity: “The answer is out there, Neo. It’s looking for you. And it will find you, if you want it to.”

Hay un MATRIX real: cómo nos controlan

Buscando el concepto de "Matrix real", hallé artículos como éste, tomado de:

Para reflexionar e investigar, y cuidarse sin volverse paranoico.


Podría parecer una licencia metafórica, pero no lo es, Matrix existe y es real como la vida misma. A diferencia de la saga fílmica del mismo nombre, no se trata de un mundo virtual. Es, en realidad, un acrónimo cuyas siglas significan Multistate Anti-terrorism Information Exchange, en castellano, “Intercambio Interestatal de Información Anti-Terrorista”. Se trata de un proyecto desarrollado por el Institute for Intergovermental Research de Florida con dinero oficial que el Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Interior del gobierno de los Estados Unidos entregó en mayo del 2003 a los informáticos que desarrollan Matrix. Donaron 2.000 millones de pesetas para la confección de un software que aglutina y analiza grandes bases de datos sobre ciudadanos con el objetivo de encontrar perfiles de terroristas o sospechosos.

Trece estados norteamericanos ya han cedido todos sus datos para que sean procesados. Algunos -tal es el caso de las autoridades políticas de San Francisco- se han negado a hacerlo por considerar que Matrix vulnera los principios más esenciales de la libertad individual. Según la Unión de derechos Civiles de América, los responsables del proyecto han cruzado datos disponibles y han averiguado que existen perfiles sospechosos en 120.000 personas. Muchas han sido detenidas a partir de esas evidencias. Seisint, la empresa encargada del desarrollo de Matrix introduce en la base de datos referencias incluso sobre personas inocentes que viven cerca de sospechosos para que, de este modo, estén en vigilancia evitando que se relacionen entre ellos. En concreto, y según revela la propia organización, los cuatro billones de datos incluidos en Matrix ya han sido consultados por las autoridades en 283.000 ocasiones. Se da la casualidad de que Seisint y otras empresas hermanas gestionan otras bases de datos como, por ejemplo, los padrones electorales del Estado de Florida. Gracias a un “error” en el proceso de ordenamiento de datos, muchos votantes de raza negra tradicionales apoyos del Partido Demócrata- desaparecieron de las listas en las jornadas previas a las elecciones presidenciales del año 2000, que ganó George Bush en nombre del Partido Republicano gracias a la victoria que consiguió en Florida. Del recuento de votos en el resto de Estados, ambos candidatos -Al Gore y el citado Bush- obtuvieron un empate que rompió en recuento de Florida. ¿Casualidad?

Ya hemos hablado de la red Echelon, pero recordemos que basta un ordenador cuya red esté conectada a satélites y proveedores. Ese ordenador tiene unas pautas que despiertan los mecanismo de alarma. Por ejemplo, si en nuestras conversaciones o en nuestros e-mail empleamos las expresiones “bomba” o “atentado”, el sistema Echelon captará quién lo está haciendo y para qué. Sin lugar a dudas la historia a cambiado...

Afortunadamente, existen ciertos métodos para evitar ser controlados mediante estos mecanismos que nos aproximan cada vez más a ese “Gran Hermano”.

Aquí le exponemos algunas de esas medidas para sobrevivir al “Ojo que Todo lo ve”:

En sus mensajes de correo electrónico debiera tomar ciertas medidas para evitar ser captado de forma aleatoria. De hecho, el mecanismo de funcionamiento de la redes de espionaje electrónico son relativamente sencillas, puesto que se despiertan cuando un e-mail incluye determinadas palabras sensibles combinadas en un mismo mensaje. Dichos términos son evidentes: expresiones que puedan relacionarse con el terrorismo -atentado, bomba, dinamita...-, ubicaciones geográficas conflictivas -Irak, Afganistán, Palestina...-, bases militares, nombres de elementos químicos y biológicos peligrosos -ántrax, viruela, gas sarín...-, expresiones consideradas subversivas -revolución, manifestación...-, etc.

Si usted debe escribir mensajes de correo electrónico iguales para más de un usuario, procure que todos sean diferentes, aunque esa diferencia sea mínima. No repetir textos es una buena forma de evitar a Echelon.

Procure no subir a la Red - a través de una página en Internet o mediante el correo electrónico- documentos en formato word. Y es que este tipo de textos guardan información sensible sobre quien ha escrito los textos, porque el programa Microsoft Word presenta “fallos” de seguridad muy graves. Así, en cualquier texto .doc que enviemos a otra persona mandamos cifrados una serie de datos que ni siquiera podemos imaginar. En un ordenador PC, abriendo en el programa “bloc de notas” un documento word averiguaremos infinidad de datos: horas de trabajo, ubicación en el ordenador del remitente del archivo en cuestión, usuarios por los que ha pasado el documento, fragmentos del texto que han sido borrados, etc. La recomendación que hacen los expertos es que cuando usted concluya de elaborar en word un documento, procure utilizar antes de enviarlo el programa Adobe Acrobat y transformar el word en un documento .pdf, que elimina la información secreta que todo texto contiene.

Si es gestor de alguna página web, los expertos en la lucha contra el espionaje electrónico arbitrario recomiendan revisar con relativa frecuencia las IP -para entendernos, la “matricula” de cada ordenador- de los visitantes de la web, cuyo rastro queda grabado en los registros de la página. Para comprobar el usuario de una Ip existen registros legales, como el siguiente:

• En España, brigadas de los cuerpos de seguridad efectúan rastreos sistemáticos de infinidad de páginas web sin necesidad -la ley lo permite aún, circunstancia criticada en diversos foros- de que exista constancia sobre actividades delictivas.

Pero los tiempos de Echelon se han quedado atrás... Y es que dicho proyecto buscaba rastrear todas las comunicaciones en busca de pistas indicativas de delito. Ahora, el espionaje electrónico se aplica a las pautas de los ciudadanos, por ejemplo en Internet. Se ha creado a la sombra del FBI la Policía Cibernética, que rastrea no sólo los contenidos de las millones de páginas web, sino también todas las visitas que a las mismas pueden realizar ciudadanos de todo el mundo. Gracias a esto, se controlan los hábitos y costumbres de todos ellos.

Escandaloso resultó el descubrimiento efectuado en el año 2002 por varios informáticos que averiguaron que el nombre clave de la contraseña de los ordenadores de Windows de Microsoft era NSA, las siglas de la “Agencia de Seguridad Nacional” norteamericana. Para los expertos, las características informáticas de ese código permitían a los espías electrónicos acceder por una “puerta trasera” al 90% de los ordenadores de todo el mundo. Además, mediante la misma clave se envían por red datos sobre el usuario de un ordenador personal que pasan a ser controlados por las bases de datos centrales. Microsoft ha negado que dicha “puerta trasera” exista, si bien son cada vez más frecuentes las sospechas sobre un pacto entre la empresa informática -la más grande del mundo- y el gobierno de los Estados Unidos. De ser cierto, en las más altas esferas del poder estarían en disposición de saber todo sobre nosotros, por ejemplo, el contenido de este artículo antes, incluso, de su publicación.

sábado, 13 de septiembre de 2008

Hugo Chávez echa al embajador estadounidense

12 de Septiembre de 2008

"Hago responsable de todo lo que pueda ocurrir (en Latinomérica) al gobierno de los Estados Unidos, que anda detrás de todas las conspiraciones contra nuestros pueblos... Si viniera alguna agresión contra Venezuela, pues no habrá petróleo ni para el pueblo ni para el gobierno de los Estados Unidos.

Nosotros, yanquis de mierda, sépanlo, estamos resueltos a ser libres, pase lo que pase, y cuéstenos lo que nos cueste... Ya basta de tanta mierda de ustedes, yanquis."

Para conocer las intervenciones de los Estados Unidos en la política de países soberanos, visite este link:

Bolivia: el embajador de la CIA, Parte 2

Acusado de espionaje en Bolivia
El embajador Philip Goldberg, de Kosovo a La Paz
Pablo Stefanoni

(Il Manifesto, Roma).- Una nueva crisis estalló entre el gobierno boliviano y la embajada de Estados Unidos, luego de que se conociera que un funcionario de seguridad de esa legación diplomática pidió a becarios y voluntarios estadounidenses reportar los movimientos de venezolanos y cubanos en Bolivia, lo que es considerado por la administración de Evo Morales como un claro acto de espionaje. El martes, el gobierno presentó una denuncia penal contra el agregado de seguridad del Departamento de Estado en Bolivia, Vincent Cooper, en lo que constituye la primera demanda penal contra un diplomático norteamericano por espionaje. Y, paralelamente, la cancillería citó –una vez más- al embajador Philip Goldberg, a dar explicaciones por supuesta violación a la convención de Viena. Finalmente, el canciller David Choquehuanca aceptó las excusas del embajador, quien aseguró que Cooper no regresará a Bolivia. Pero nadie cree que las heridas se cierren, dados los antecedentes en las relaciones bilaterales.
Entre los destinatarios del pedido de “aportar datos” a la inteligencia estadounidense estaría el Cuerpo de Paz, una organización de ayuda a los países del tercer mundo creada por el presidente Kennedy en los años 60.

La nueva batalla en la “guerra fría” entre Morales y Goldberg inició un nuevo capítulo el 10 de este mes, cuando el becario de la fundación Fulbright, John Alexander Van Schaick, denunció que Cooper le había solicitado espiar a ciudadanos venezolanos y cubanos con los que se cruzara durante su trabajo de campo en Bolivia. Actualmente, centenares de cubanos desarrollan actividades de cooperación en zonas rurales del país andino, especialmente medicina preventiva, operaciones de los ojos y tareas de alfabetización. También ha crecido la cooperación venezolana desde la llegada al poder de Evo Morales, lo que ha generado toda suerte de fantasmas –difundidos por la derecha sobre todo en Santa Cruz y el oriente del país- sobre el "aterrizaje nocturno de aviones" para descargar armas destinadas a milicianos campesinos e indígenas simpatizantes de Morales. En la izquierda, el hecho que Goldberg haya desempeñando –antes de llegar a Bolivia- funciones diplomáticas en Kosovo alienta fantasmas similares sobre su intención de apoyar al ala radical del autonomismo de Santa Cruz, cuyas ambiciones podrían llegar a una separación de Bolivia. En un clima otra vez tenso por la decisión de Santa Cruz de convocar a un nuevo referéndum autonomista para el 4 de mayo, considerado un acto de sedición por el gobierno de Morales, circuló una entrevista de la revista croata Globus con el líder del comité cívico de Santa Cruz, Branko Marinkovic titulada “un croata contra los indígenas”, en la que el dirigente derechista dice que Evo es admirador de Stalin y quiere imponer un régimen comunista que en Bolivia es denominado “indianismo”.

"Desde el momento que el señor Vincent Cooper reconoce que han usado a algunos ciudadanos norteamericanos como espías, siento que este señor no solamente ha violado el derecho de sus ciudadanos sino que viola, ofende y arremete a una nación como Bolivia. El señor, desde el momento en que reconoce que hay espionaje para Bolivia, para el gobierno, es persona no deseable", dijo Morales en una escuela militar. Con lenguaje diplomático, la embajada reconoció en un comunicado oficial que Cooper dio “información incorrecta” a ciudadanos norteamericanos que cumplen funciones académicas y humanitarias en Bolivia y lamentó el "malentendido" que generó dicho incidente. El senador del Movimiento al Socialismo (MAS), Antonio Peredo recordó que en 1970 el Cuerpo de Paz fue expulsado del país por sospechas similares de que actuaban como en tareas de inteligencia.

Por su parte, mientras repartía ayuda a las víctimas de las fuertes inundaciones que sufre el país, Goldberg aseguró que Estados Unidos respeta la soberanía y la dignidad bolivianas. Para peor, se sospecha que algunas reparticiones de inteligencia de la policía estarían reportando directamente a la embajada norteamericana, por encima de las autoridades bolivianas, lo que actualmente es investigado por el gobierno socialista.

Desde su llegada al país en 2006, a Goldberg le costó lidiar con el nuevo clima nacionalista que vive Bolivia. Así, se retiró molesto y antes de tiempo cuando –en el informe de su primer año de gobierno-- Morales recordó las andanzas del joven norteamericano Lestac Claudius de Orleáns y Montevideo, un psicópata que en 2006 puso una bomba en dos hoteles populares con un saldo de dos muertos, por lo que fue recientemente condenado a 30 años de cárcel. Tampoco hizo gracia en Bolivia la “broma” del embajador, quien el año pasado dijo que Evo Morales quizás quiera cambiar también la sede de Disnaylandia, luego que el presidente se quejara del “maltrato” sufrido en su viaje a EE.UU. para la asamblea general de las Naciones Unidas y pidiera “pensar en un cambio de sede” del organismo. El diplomático se vio obligado a pedir disculpas por escrito ante la amenaza del mandatario indígena de cerrarle para siempre las puertas del Palacio de gobierno.

Constante elogioso de Fidel Castro y Hugo Chávez como “comandantes de las fuerzas libertarias del continente”, Evo Morales forjó su carrera sindical y política bajo la sombra de sus peleas con los “gringos” que monitoreaban la erradicación de las plantaciones de coca. Y no se siente incómodo en ese papel, que le redunda en apoyo dentro y fuera de Bolivia. En 2002, las declaraciones del entonces embajador estadounidense Manuel Rocha acusándolo de “narcotraficante” lo dejaron al borde de ganar las elecciones presidenciales. “El embajador es mi jefe de campaña”, ironizó en esa oportunidad. No casualmente, Morales, luego de ganar las elecciones, festejó con la consigna tradicional de los cocalero, pronunciada en quechua: “Causachun coca, Wañuchun yanquis” (viva la coca, mueran los yanquis). Y la historia continúa.

Nota tomada de:

Bolivia: embajador de la CIA

George Bush envió a Bolivia a su Embajador de la "limpieza étnica"
Philip Goldberg apoya el separatismo de Reyes Villa
Wilson García Mérida

Presentó sus cartas credenciales ante el presidente Evo Morales el pasado 13 de octubre; pero tres meses antes de su arribo a Bolivia, cuando aún se encontraba en Pristina desempeñándose como jefe de la misión de Estados Unidos en Kosovo, ya se decía que el nuevo Embajador norteamericano designado por George Bush para este país andino, Philip Goldberg, vendría para tomar partido en el proceso separatista que comenzaba a gestarse en pos de horadar al régimen boliviano.

El 13 de julio del 2006, el periodista de El Deber de Santa Cruz Leopoldo Vegas publicó un reportaje indicando que “en criterio de tres politólogos consultados después de conocer la decisión de la Casa Blanca, la experiencia que adquirió Goldberg en la región del este europeo donde se produjeron luchas étnicas después de la separación de la ex Yugoslavia puede ser utilizada en Bolivia, en ocasión de los cambios que pretende introducir el actual Gobierno”.

Uno de los entrevistados por Vegas fue el académico Róger Tuero, ex director de la carrera de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma René Gabriel Moreno (Uagrm) de Santa Cruz, quien asegura que los perfiles de cada embajador son determinantes para la diplomacia estadounidense. “No es por azar que este señor es trasladado de Kosovo a Bolivia”, señaló Tuero.

El embajador Goldberg es hoy uno de los principales sustentos políticos y logísticos del todavía Prefecto de Cochabamba Manfred Reyes Villa, quien gestó la peor crisis étnica, social, regional e institucional de la que nunca se tuvo memoria en la historia republicana de Bolivia.

¿Quién es Philip Goldberg?
De acuerdo al currículum vitae distribuido oficialmente por la Embajada de Estados Unidos en La Paz, Philip Goldberg participó desde los comienzos de la guerra civil yugoslava que estalló en la década de los noventa, hasta la caída y enjuiciamiento del presidente serbio Slobodan Milosevic.

Entre 1994 y 1996 se desempeñó como “oficial de escritorio” del Departamento de Estado en Bosnia, coyuntura en la cual estalló el conflicto entre los separatistas albaneses y las fuerzas de seguridad serbias y yugoslavas.

En ese mismo periodo se desempeñó como Asistente Especial del Embajador Richard Holbrooke, quien fue artífice de la desintegración de Yugoslavia y la caída de Milosevic. “En ese último cargo” —informó la Embajada— “fue miembro del equipo negociador estadounidense en la preparación de la Conferencia de Paz de Dayton y Jefe de la Delegación Estadounidense en Dayton”.

El Embajador Goldberg fue también funcionario político y económico en Pretoria, Sudáfrica, posteriormente funcionario consular y político en la Embajada de Estados Unidos en Bogotá, Colombia, donde comenzó a interesarse en la política latinoamericana.

Tras ejercer el cargo de Ministro Consejero de la Embajada de Estados Unidos en Santiago de Chile del 2001 al 2004, Goldberg retornó a los Balcanes para dirigir la misión estadounidense en Pristina, capital de Kosovo, desde donde apoyó el enjuiciamiento en el Tribunal de La Haya del ex dictador Milosevic (fallecido el 11 de marzo del 2006).

De Kosovo a Bolivia
Antes de su traslado a Bolivia, Goldberg trabajó desde Kosovo para la separación de los Estados de Serbia y Montenegro, que se produjo en junio del año pasado como el último resabio en la desaparición de Yugoslavia.

La desaparición de Yugoslavia se desarrolló durante una sangrienta década de guerra civil gestada a partir de procesos de “descentralización” y “autonomías” que se impusieron finalmente con la intervención militar norteamericana y la presencia de tropas de la OTAN y la ONU que ocuparon los Balcanes para pacificar esa región.

La guerra civil yugoslava tuvo como rasgo principal la llamada “limpieza étnica” que consistió en la expulsión y aniquilación de los tradicionales grupos étnicos que componían los territorios de Yugoslavia. El más cruel de este exterminio racial se produjo entre serbios y croatas.

Bolivia, a sólo tres meses de la llegada del Embajador Goldberg, comienza a sufrir un exacerbado proceso de racismo y de autonomías separatistas, como en los Balcanes, que se gestaron desde la ciudad oriental de Santa Cruz, donde gobierna una élite integrada, entre otros, por empresarios de origen croata que crearon un movimiento federalista denominado “Nación Camba”.

Uno de los principales líderes cruceños de aquel movimiento separatista es el empresario agroindustrial y socio de capitalistas chilenos Branco Marinkovic, quien asumirá el próximo mes de febrero la conducción del Comité Cívico de Santa Cruz, ente que motoriza este proceso ejerciendo presión movilizada contra el gobierno de Evo Morales.

La autonomía separatista
La “Nación Camba” de Marinkovic arrastra junto a Santa Cruz a los departamentos de Beni, Pando y Tarija (donde se encuentran los mayores reservorios de gas natural en Bolivia), cuyas poblaciones votaron a favor de las autonomías departamentales en un referéndum celebrado en julio del año pasado, conformando la llamada “media luna” que representa la mitad oriental del país.

Los departamentos occidentales de La Paz, Chuquisaca, Potosí, Oruro y Cochabamba votaron por el No a esa autonomía, manteniendo su vinculación directa con el gobierno central de Evo Morales y separados en los hechos de los cuatro departamentos autonómicos de la “media luna”.

Este separatismo “autonómico” —que deberá ser reconocido por la nueva Constitución Política del Estado en virtud a una Ley de Vinculariedad con la actual Asamblea Constituyente— se agravó con una decisión improvisada por el gobierno del ex presidente Carlos Mesa, en el 2004, cuando la “Nación Camba” había presionado mediante cabildos y huelgas cívicas para la elección en urnas de Prefectos (gobernadores departamentales). Anteriormente los prefectos eran designados directamente por el Presidente de la República manteniendo la unidad del Poder Ejecutivo, atribución que no podrá ejercer el nuevo presidente Evo Morales quien se ve obligado a gobernar casi en forma separada de los cuatro prefectos autonómicos.

En Cochabamba, Departamento que se halla exactamente al centro entre oriente y occidente —y donde comenzaba a gestarse una alternativa integradora al separatismo con el planteamiento de autonomías megaregionales en vez de las autonomías departamentales— su prefecto Manfred Reyes Villa, abusando su condición de autoridad electa, pretendió desconocer los resultados del Referéndum del 2 de julio y forzar ilegalmente una nueva consulta para anexar Cochabamba a la “media luna”, rompiendo el frágil equilibrio entre autonómicos y no autonómicos.

La razzia de Cochabamba
Pese a ser cosa juzgada en las urnas, Reyes Villa trató de forzar la realización de un nuevo referéndum autonómco para unir Cochabamba con Santa Cruz, movilizando a los sectores urbanos más conservadores de la sociedad cochabambina.

El movimento popular y sobre todo las organizaciones agrarias e indígenas de las 16 provincias de este Departamento, que venían exigiendo una cogestión campesina en la administración prefectural ante la forma excluyente, prebendal y corrupta con que Reyes Villa gobernaba desde la ciudad de Cochabamba (capital del Departamento), llegaron aquí para exigirle al Prefecto una rectificación de su política.

Más allá de atender el justo reclamo de las provincias, Reyes Villa promovió la organización de grupos fascistas juveniles, asesorados por la Unión Juvenil Cruceñista que opera en Santa Cruz, con el objetivo de “expulsar a los indios de la ciudad”. Así estalló la jornada trágica del 11 de enero, el pasado jueves, cuando se suscitó una violenta razzia que culminó con dos muertos y 120 heridos de gravedad, en su mayoría campesinos. Tras los luctuosos hechos, la Plaza 14 de Septiembre (sede de la Prefectura y símbolo del poder departamental) ha sido ocupada por más de 50.000 indígenas provenientes de las 16 provincias exigiendo la renuncia de Reyes Villa.

El día en que miles de “hijitos de papá” perpetraron aquella la razzia armados con cachiporras, bates de béisbol, palos de golf, tubos de fierro e incluso armas de fuego, Reyes Villa abandonó la ciudad y se dirigió a La Paz para reunirse con los cuatro prefectos autonómicos y con personeros de la Embajada norteamericana.

Pese a que el gobierno abrió todos los espacios de diálogo posibles, Reyes Villa se negó sistemáticamente a concertar con los representantes provinciales, “autoexiliándose” en Santa Cruz, desde donde pretende hoy convertir el problema en un explosivo conflicto nacional, amenazando contra la estabilidad y la democracia de este país presidido por un indígena.

La CIA y Reyes Villa
La influencia de la CIA y del embajador Goldberg en la conducta política de Reyes Villa (un ex capitán de Ejército ligado a las dictaduras de Banzer y García Meza) es inequívoca.

El prefecto separatista ha impedido sistemáticamente la solución pacífica del conflicto y su entorno desarrolla una sañuda campaña desinformativa que busca crear las condiciones para un enfrentamiento a escala nacional.

La Embajada norteamericana está desplegando una logística de adoctrinamiento colectivo en contra de la emergencia indígena, promoviendo un odio racial y separatista que se hizo patente en la jornada del 11 de enero, en concomitancia con organizaciones empresariales como la Cámara de Industria y Comercio (Cainco) de Santa Cruz, que apoya abiertamente a Reyes Villa y sus “asesores”.

Pero la injerencia norteamericana durante este conflicto no solamente se produce desde el frente ultraderechista, sino también mediante infiltraciones en el propio gobierno del MAS.

El pasado fin de semana el matutino La Razón de La Paz publicó una foto que revelaba el desvío de víveres y vituallas pertenecientes al organismo estatal de Defensa Civil (que son destinados a damnificados de desastres naturales) hacia las multitudes campesinas concentradas en la Plaza 14 de Septiembre.

Se estableció que un ex agente de la NAS (el órgano logístico y financiero de DEA norteamericana en programas antidroga) identificado como Juan Carlos Chávez, quien extrañamente oficiaba como asesor del Ministerio de Justicia, se inmiscuyó en Defensa Civil sin tener competencia para ordenar ese desvío de recursos estatales. La fotografía del hecho irregular tomada por extraños, fue curiosamente publicada por un medio de La Paz, distante a más de 650 kilómetros de Cochabamba. Chávez fue destituido en el acto y deberá aclararse cómo un ex agente de la DEA ejercía alta influencia desde el Ministerio de Justicia.

La campaña mediática de desprestigio contra la movilización indígena de Cochabamba es parte de una guerra sicológica al típico estilo de la CIA, y es un puntal en la estrategia separatista que encabeza desde Santa Cruz el todavía prefecto cochabambino Manfred Reyes Villa.

La balcanización de Bolivia parece estar comenzando.

Nota tomada de:

¿Quién es el embajador Goldberg?

Bolivia: el embajador de la CIA, Parte 3

"Separa y vencerás"
Philip Goldberg expulsado de Bolivia
Fernando Cabrera

"El embajador de los Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg, es persona no grata en el país" sentenció el presidente Evo Morales. El mandatario pidió públicamente al canciller de la República, David Choquehuanca, que haga los trámites diplomáticos necesarios para que el embajador se vaya inmediatamente de Bolivia. Morales culpa al diplomático de ser incitador de los actuales conflictos que enfrenta a los bolivianos de oriente y occidente.
¿Se equivocó el presidente? ¿ Es Goldberg realmente un conspirador? Un breve repaso a publicaciones pasadas nos da la respuesta.

"Que retorne urgentemente a su país." Así reza la decisión del mandatario. Según Morales, Philip Goldberg es experto en el tema de separatismo al haber formado parte de la misión diplomática en Kosovo y fue enviado a Bolivia a alentar movimientos de ese tipo: "no queremos gente separatista, divisionista, que conspire contra la unidad, no queremos personas que atenten contra la democracia" señaló refiriéndose al embajador norteamericano.

Goldberg se había reunido hace un par de semanas con el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, por lo que fue advertido en persona por el canciller David Choquehuanca de tener "mucho cuidado" con ese tipo de reuniones. A pesar de ello, pocos días después Goldberg se reunió con otra autoridad opositora, la prefecta de Chuquisaca Savina Cuellar, hecho que volvió a provocar las críticas gubernamentales.
Estaba conspirando el diplomático?

De los Balcanes a Bolivia
No se trata de un angelito. Antes de llegar a Bolivia, el embajador Goldberg desempeñó el cargo de Jefe de Misión en Prístina, Kosovo, desde agosto del 2004.
Años antes, de 1994 a 1996 Goldberg fue jefe de la oficina del Departamento de Estado para Bosnia y asistente especial del embajador Richard Holbrooke. Debido a eso Philip Goldberg es apodado en esferas bolivianas como "el embajador de la limpieza étnica", y de " experto en impulsar separatismos" por promover la separación de Serbia y Montenegro y luego estuvo en Kosovo, donde alentó conflictos entre fuerzas serbias y albanesas.

Yugoslavia desapareció después de una sangrienta década de guerra civil que empezó con procesos de "descentralización" y "autonomías" que se impusieron finalmente con la intervención militar norteamericana y la presencia de tropas de la OTAN y la ONU que ocuparon los Balcanes para pacificar esa región. El conflicto se caracterizó principalmente por la llamada "limpieza étnica" que consistió en la expulsión y aniquilación de los tradicionales grupos étnicos que componían los territorios de la antigua Yugoslavia. El más cruel de este exterminio racial se produjo entre serbios y croatas.

Nación Camba
Curiosamente sólo a tres meses de la llegada de Goldberg a Bolivia el país comienza una acentuada exacerbación de los sentimientos racistas y de autonomía separatista que nacen en la ciudad de Santa Cruz, capital del departamento más prospero del país.
¿Será casualidad, también, que el gobierno de ese departamento esté dominado por una elite vinculada a industriales serbo-croatas que propician un movimiento federalista denominado Nación Camba?
Uno de los principales líderes de ese movimiento separatista es el empresario de origen serbio Branco Marincovik quien a la cabeza del llamado Comité Cívico presiona, esgrimiendo ideas separatistas, al Gobierno de Evo Morales. Marinkovic es, según se reveló en diversos diarios locales, accionista de la compañía de Transporte de Hidrocarburos Transredes, cuyo 50 por ciento pertenece a Enron y Shell y opera gasoductos y oleoductos que llegan a Argentina, Brasil y Chile. Tal vez eso explique su actuación.

La "Nación Camba" de Marinkovic abarca, además de Santa Cruz, a los departamentos de Beni, Pando y Tarija, donde se encuentran los mayores reservas de gas natural en Bolivia.
Goldberg se convirtió también en uno de los principales protectores de Manfred Reyes Villa, ex prefecto del departamento de Cochabamba, departamento ubicado en el centro del país. Reyes Villa movilizó a los sectores urbanos más conservadores de la sociedad cochabambina causando la reacción del movimiento popular y sobre todo de las organizaciones indígenas de las 16 provincias de este Departamento. Estas venían exigiendo una cogestión campesina en la administración departamental ante la campante corrupción con que Reyes Villa gobernaba el departamento, convertido prácticamente en su feudo.

En respuesta, el ex prefecto estimuló la organización de grupos juveniles, asesorados por la Unión Juvenil Cruceñista que opera en Santa Cruz, con el objetivo de "expulsar a los indios de la ciudad". Así estalló la jornada trágica del 11 de enero pasado, cuando se suscitó una violenta "cacería" de indígenas que culminó con dos muertos y 120 heridos de gravedad, en su mayoría campesinos. Tras los fatales hechos, la Plaza 14 de Septiembre, en el centro de la ciudad, fue ocupada por más de 50.000 indígenas provenientes de las 16 provincias exigiendo la renuncia de Reyes Villa.

Según varios testigos, grupos de jóvenes de las clases altas, perpetraron aquella razzia armados con cadenas, bates de béisbol, tubos de hierro e incluso armas de fuego. Entretanto, Reyes Villa abandonaba la ciudad y se dirigía a La Paz para reunirse con los cuatro prefectos autonómicos y con el embajador norteamericano.
La influencia del embajador Goldberg sobre Reyes Villa quedaba al descubierto. A partir de allí la Embajada norteamericana fue acusada por el oficialismo de estar promoviendo un odio racial y separatista.

El complot permanente
Ya antes, un incidente comprometió a Goldberg en intentos desestabilizadores del gobierno socialista de Morales. El 28 de junio del 2006, fue detenida en el aeropuerto de La Paz la estadounidense Donna Thi, de 20 años. Thi llegaba proveniente de Miami, e intentaba ingresar con 500 cartuchos calibre 45 que había declarado en la aduana como "queso". Philip Goldberg, intervino inmediatamente para gestionar la libertad de la mujer y declaró que se trataba de "un error inocente". La munición, dijo el funcionario, estaba destinada para "deporte y entrenamiento".

Dos meses más tarde, otro ciudadano estadounidense, Triston Jay Amero, alias Lestat Claudius, un californiano de 25 años al que se le hallaron 15 documentos de identidad distintos, hizo detonar varios kilos de dinamita en dos hoteles de La Paz. Y el 8 de diciembre de ese año, cuando se efectuó en Cochabamba la Reunión Cumbre de la Comunidad Suramericana de Naciones, los servicios de seguridad detectaron la presencia de dos falsas periodistas estadounidenses que fotografiaban los vehículos presidenciales.

De nuevo la embajada salió en defensa de sus conciudadanos. Goldberg puso la cara.
La acción desestabilizadora de la embajada de Estados Unidos, ha sido permanente.
Goldberg, reconocido como un experto en agudizar conflictos étnicos o raciales y por su intervención y experiencia en las luchas étnicas en la ex Yugoslavia, era clave para la política estadounidense hacia Bolivia. Debido a eso, en el gobierno boliviano nadie dudó que su mano estaría detrás del intenso proceso separatista de Santa Cruz de la Sierra.

Durante la XVII Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, el presidente Evo Morales denunció "las conspiraciones de Estados Unidos y de la oligarquía del oriente" contra su gobierno. Más tarde, quedaron también al desnudo los entretelones de encuentros de los líderes de la "media luna" con representantes del Partido Popular de España (PP) para apoyar la sedición. El ex presidente del gobierno español, José María Aznar, era el promotor principal.

También hubo serias denuncias con datos concretos sobre la participación de la Agencia de Estados Unidos para Desarrollo Internacional (USAID) y la National Endowment Foundation (NED), en los planes golpistas, lo que según varios analistas se traducía en la práctica al "reparto de millones de dólares a organizaciones de todo tipo, incluyendo estudiantiles, periodistas, partidos políticos, intelectuales, empresarios y otros, con objetivos precisos para hacer fracasar la Asamblea Constituyente." Para esto se utilizó incluso fuerzas de choque, se propiciaron enfrentamientos, se estimuló los movimientos por las autonomías, paros "cívicos", y movilizaciones permanentes en las siete regiones del país. Esto terminó con la expulsión de USAID del Chapare boliviano.

Derrotar a Morales
La caída del gobierno socialista dirigido por Evo Morales parece ser crucial para el gobierno de George W.Bush. Y en esa tarea jugaba Philip Goldberg, un papel muy importante. El 13 de julio del 2006, el periodista de El Deber de Santa Cruz, Leopoldo Vegas, publicó un reportaje indicando que "en criterio de tres politólogos consultados después de conocer la decisión de la Casa Blanca, la experiencia que adquirió Goldberg en la región del este europeo donde se produjeron luchas étnicas después de la separación de la ex Yugoslavia puede ser utilizada en Bolivia."

Uno de los entrevistados por Vegas fue el académico Róger Tuero, ex director de la carrera de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma René Gabriel Moreno (UAGRM) de Santa Cruz, quien asegura que los perfiles de cada embajador son determinantes para la diplomacia estadounidense. "No es por azar que este señor haya sido trasladado de Kosovo a Bolivia", señaló el académico.
La historia de la intromisión de la embajada estadounidense en los asuntos de Bolivia es, como vemos, un interminable rosario. Philip Goldberg, sólo fue una parte de ello.

La expulsión de Bolivia del diplomático tuvo, como era de esperar, inmediatas consecuencias.

El Gobierno de Estados Unidos aseguró que revisará "todos los aspectos" de sus relaciones con Bolivia a raíz de las acusaciones y expulsión de su embajador.
Por lo pronto Washington decidió expulsar también al embajador boliviano Gustavo Guzmán declarándolo, persona non grata. "Todo esto augura graves consecuencias internacionales por la tensa situación que se vive en Bolivia", aseguró el ex canciller boliviano Armando Loayza. Y así parece ser.

En una curiosa muestra de "solidaridad" con Bolivia, el mandatario venezolano, Hugo Chávez, decidió este jueves expulsar al embajador estadounidense en el país, Patrick Duddy. "A partir de este momento tiene 72 horas el embajador yanqui en Caracas para salir de Venezuela", dijo Chávez a tiempo de revelar que un grupo de militares estaba preparando un golpe de estado y un atentado contra su persona.

La situación en la región sube de temperatura y los embajadores estadounidenses, aparentemente, no son muy ajenos al problema.

Nota tomada de:

Estados Unidos Expansionistas II

Breve historia de las intervenciones de Estados Unidos desde 1945
La máquina de la política exterior estadounidense ha sido lubricada por imperativos que pueden ser sintetizados como sigue.
William Blum / Para Kaos en la Red 19-1-2008 7489 lecturas 18 comentarios

La máquina de la política exterior estadounidense ha sido lubricada por imperativos que pueden ser sintetizados como sigue:

- Construir un mundo seguro para las corporaciones estadounidenses;

- promover recursos financieros para los contratistas domésticos de la defensa que han colaborado generosamente con los miembros del Congreso;

- prevenir la emergencia de cualquier sociedad susceptible de representar un ejemplo exitoso de modelo alternativo al capitalista;

- extender la hegemonía política y económica sobre el área más amplia que sea posible, como conviene al "gran poder".

Todo esto en nombre de una supuesta cruzada moral contra una conspiración internacional comunista de la que estaban convencidos los sustentadores de la guerra fría y de la que convencieron a la población estadounidense, y que en realidad, diabólica o no, nunca existió.

Estados Unidos efectuó intervenciones realmente graves en más de setenta países en este periodo, destacando entre ellas las siguientes: [1]

China, 1945-1949: Se intervino en la guerra civil al lado de Chiang Kai-Shek en contra de los comunistas, aun cuando habían sido aliados cercanos de Estados Unidos durante la guerra mundial. Estados Unidos utilizó a los soldados japoneses derrotados para pelear de su lado pero los comunistas obligaron a Chiang a refugiarse en Taiwán en 1949.

Filipinas, 1945-1953: Las fuerzas militares estadounidenses pelean contra las fuerzas de izquierda Huks, mientras éstas todavía enfrentaban a los invasores japoneses. Después de la guerra, Estados Unidos continúa peleando en contra de los Huks, los derrota e instala una serie de gobernantes aliados en la presidencia, culminando con el dictador Ferdinand Marcos.

Corea del Sur, 1945-1953: Después de la segunda guerra mundial, Estados Unidos reprime a las fuerzas populares progresistas favoreciendo a las conservadoras que habían colaborado con los japoneses. Esto da lugar a una larga era de corrupción y gobiernos brutales.

Italia, 1947-1948: Estados Unidos interfiere en las elecciones para evitar que el Partido Comunista llegue al poder legalmente con el fin declarado de "salvar la democracia" en Italia. Los comunistas pierden. En las siguientes décadas, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), junto con las corporaciones estadounidenses, continúa interviniendo en las elecciones italianas para bloquear al "fantasma que recorría Europa".

Grecia, 1947-1949: Se interviene en la guerra civil tomando el lado de los neofascistas en contra de la izquierda griega que había combatido a los nazis valientemente. Los neofascistas ganan e instauran un régimen sumamente brutal, para el cual la CIA crea una nueva agencia de seguridad interna, que por mucho tiempo, se ocupó de poner en práctica todas las acciones propias de las policías secretas de todo el mundo, incluyendo la tortura sistemática.

Albania, 1949-1953: Estados Unidos e Inglaterra intentan infructuosamente derrocar al gobierno comunista e instalar uno nuevo pro-occidental conformado por los monarquistas y los colaboradores de los nazis y de los fascistas italianos.

Alemania, década de 1950: La CIA emprende una amplia campaña en contra de Alemania oriental. Éste fue uno de los factores que influyeron en la construcción del Muro de Berlín en 1961.

Vietnam, 1950-1973: Después de veintitrés años y más de un millón de muertos Estados Unidos retiró sus fuerzas militares de Viet Nam. La mayoría de la gente opina que Estados Unidos perdió la guerra, pero, destruyendo el corazón de Viet Nam y envenenando la tierra y los acervos genéticos por generaciones, Washington de hecho consiguió su principal objetivo, previniendo lo que hubiera podido ser una buena opción de desarrollo para Asia.

Irán, 1953: El primer ministro Mossadegh es derrotado en una operación conjunta entre Estados Unidos e Inglaterra. Mossadegh había sido electo por una amplia mayoría en el Parlamento pero cometió el gravísimo error de encabezar un movimiento para nacionalizar una compañía petrolera británica, la única compañía petrolera que operaba en Irán. El golpe restaura al Sha, con poderes absolutos, dando inicio a un periodo de represión y tortura que dura veinticinco años en los que se restaura la propiedad extranjera de la industria petrolera, concediéndose a los británicos y los estadounidenses 40 por ciento respectivamente y a otras naciones el 20 por ciento restante.

Guayana Británica/Guyana, 1953-1964: Por once años, dos de las más viejas democracias en el mundo, Gran Bretaña y Estados Unidos, llegaron muy lejos para evitar que un líder electo democráticamente ocupara su puesto. Cheddi Jagan intentó permanecer neutral e independiente. Fue electo tres veces y, aun siendo de izquierda, sus políticas de gobierno no fueron revolucionarias. Era no obstante un hombre marcado por representar la mayor amenaza para Washington: la construcción de una sociedad que podría servir como alternativa al modelo capitalista. Usando las tácticas más variadas Estados Unidos e Inglaterra finalmente expulsaron a Jagan en 1964. John F. Kennedy dio directamente la orden.

Guatemala, 1953-década de 1990: Un golpe de estado organizado por la CIA derroca al gobierno democrático y progresista de Jacobo Arbenz dando paso a cuarenta años de escuadrones de la muerte, torturas, desapariciones, ejecuciones masivas y una crueldad inimaginable con un saldo de más de cien mil víctimas. Indiscutiblemente, uno de los más inhumanos capítulos de la historia del siglo XX. Arbenz nacionalizó la United Fruit Company que tenía vínculos muy estrechos con la élite del poder estadounidense. Como justificación del golpe, Washington declaró que Guatemala se encontraba al borde de caer bajo el dominio de los soviéticos, cuando en realidad los rusos tenían tan poco interés en el país que ni siquiera mantenían relaciones diplomáticas con él. El problema real desde la perspectiva de Washington, además de lo ocurrido con la United Fruit, era el peligro de una extensión de la democracia social guatemalteca hacia otros países de la región.

Camboya, 1955-1973: Después de muchos años de hostilidad hacia su régimen, que incluyeron conspiraciones de asesinato y las infames "cartas bomba" secretas de Nixon/Kissinger en 1969-1970, Washington finalmente derrocó a Sihanouk con un golpe de estado en 1970. Esto era justo lo que hacía falta para lanzar al Pol Pot y sus fuerzas del Khmer Rouge a apoderarse de la escena. Cinco años de bombardeos estadounidenses desaparecieron la economía tradicional de Camboya.

Estados Unidos sostuvo al Pol Pot militar y diplomáticamente frente a sus subsecuentes derrotas con Vietnam.

Medio Oriente, 1956-1958: Estados Unidos intentó dos veces derrocar al gobierno sirio, realizó demostraciones de fuerza en el Mediterráneo para intimidar a los movimientos opositores a los gobiernos que mantenía en Líbano y Jordania, instalando catorce mil efectivos militares en Líbano, y conspiró para derrocar o asesinar a Nasser en Egipto por su inquietante nacionalismo.

Indonesia, 1957-1958: Sukarno, como Nasser, era la clase de líder tercermundista con el que Estados Unidos no podía entenderse. Se tomó en serio la neutralidad con respecto a la guerra fría, viajando a la Unión Soviética y China (aunque también a la Casa Blanca). Nacionalizó muchos holdings privados de Holanda, antiguo poder colonial, y rehusó tratar duramente al Partido Comunista Indonesio que transitaba hacia una vía legal y pacífica y registraba impresionantes progresos electorales. La CIA comenzó a unir fuerzas con oficiales militares disidentes emprendiendo una guerra integral contra el gobierno.

Cuba, 1959 a la fecha: Fidel Castro asciende al poder a inicios de 1959. Una reunión del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos el 10 de marzo incluyó en su agenda la posibilidad de poner "otro gobierno en el poder en Cuba". Siguieron cuarenta años de ataques, bombas, invasiones militares abiertas y embargos.

Congo/Zaire, 1960-1965: En junio de 1960, con la independencia de Bélgica, Patricio Lumumba asumió como primer ministro del Congo. Sin embargo, como Bélgica mantuvo su enorme explotación mineral en la provincia de Katanga, y prominentes funcionarios del gobierno de Eisenhower tenían vínculos financieros con este negocio, el día de la celebración de la independencia Lumumba, frente a los dignatarios extranjeros que le acompañaban, hizo un llamado por la liberación económica y política de la nación e hizo un recuento de las injusticias cometidas por los propietarios blancos del país contra la población nativa.

Once días más tarde la provincia de Katanga se secesionó; en septiembre Lumumba fue removido por el presidente instigado por Estados Unidos y en enero de 1961 fue asesinado por una petición expresa de Dwight Eisenhower. Siguieron varios años de conflictos civiles y caos y la ascensión al poder de Mobutu Sese Seko, hombre que no era desconocido por la CIA. Mobutu ha gobernado el país por más de treinta años, con niveles de corrupción y crueldad que chocan hasta a sus mismos asesores de la CIA. La población de Zaire ha vivido en la más abyecta miseria a pesar de las inmensas riquezas naturales mientras que Mobutu se hace multimillonario.

Brasil, 1961-1964: El presidente Joao Goulart adoptó una posición independiente en política externa estableciendo relaciones con los países socialistas y oponiéndose a las sanciones contra Cuba. Su administración aprobó una ley que limitaba el monto de ganancias repatriadas por las empresas multinacionales; nacionalizó una subsidiaria de la ITT; promovió reformas económicas y sociales. En 1964 fue derrocado por un golpe militar en el que Estados Unidos tuvo una cobertura e involucramiento profundos.

Durante los siguientes quince años todas las características de las dictaduras militares que América Latina conoció se institucionalizaron: el congreso fue disuelto, la oposición política se redujo hasta su virtual extinción, se suspendió el habeas corpus para los "crímenes políticos", se prohibieron legalmente las críticas al presidente, los sindicatos fueron intervenidos por el gobierno, las crecientes protestas fueron sometidas por la policía y las fuerzas militares que disparaban a las multitudes, las viviendas de campesinos fueron incendiadas, se brutalizó a sacerdotes... desapariciones, escuadrones de la muerte, un impresionante grado de depravación en las prácticas de tortura.

República Dominicana, 1963-1966: En febrero de 1963 Juan Bosch se convierte en el primer presidente electo democráticamente en República Dominicana desde 1924.

Bosch propuso la reforma agraria, viviendas de alquiler bajo, una modesta nacionalización de los negocios y que la inversión extranjera no explotara demasiado al país, además de otras políticas que integraban un programa de cambio social.

Cantidad de congresistas y funcionarios estadounidenses expresaron su inconformidad con los planes de Bosch, así como con su posición de independencia con respecto a Estados Unidos. La reforma agraria y las nacionalizaciones eran asuntos de mucha sensibilidad en Washington.

En septiembre las botas militares marchan y Bosch es expulsado. Diecinueve meses más tarde un levantamiento intentó restablecer a Bosch en el poder trayéndolo del exilio. Estados Unidos envió veintitrés mil efectivos militares para sofocarlo.

Chile, 1964-1973: Salvador Allende era el peor escenario posible para el imperialismo de Washington. La única cosa peor que un marxista en el poder era un marxista en el poder electo democráticamente, que honraba la Constitución y se volvía crecientemente popular.

Después de sabotear el esfuerzo electoral de Allende en 1964, y de fracasar en el mismo intento en 1970, la CIA y el resto de la maquinaria estadounidense de política exterior no dejó piedra sin remover en su afán de desestabilizar al gobierno de Allende en los siguientes tres años, poniendo particular énfasis en fomentar la hostilidad militar. En septiembre de 1973 finalmente los militares derrocan al gobierno asesinando a Allende en el proceso.

Cerraron el país frente al exterior durante una semana en que los tanques rodaban por las calles y los soldados derribaban las puertas; los estadios repicaban con los sonidos de las ejecuciones y los cuerpos se apilaban a lo largo de las calles y flotaban en el río; los centros de tortura estaban en auge; los libros subversivos ardían en las hogueras; los soldados rasgaban los pantalones de las mujeres al grito de "¡En Chile las mujeres usan vestidos!"; los pobres regresaban a su estado natural. Al final, más de tres mil personas fueron ejecutadas, miles más torturadas y desaparecidas.

Grecia, 1964-1974: El golpe militar se efectuó en abril de 1967, justo dos días antes de empezada la campaña de las elecciones nacionales ya que parecía evidente que llevarían a George Papandreou nuevamente al puesto de primer ministro. Papandreou fue electo en febrero de 1964 por la única mayoría total de la historia electoral moderna en Grecia. Las exitosas maquinaciones para echarlo abajo iniciaron inmediatamente mediante un esfuerzo conjunto de la Corte Real, los militares griegos, y los militares estadounidenses y efectivos de la CIA estacionados en Grecia. El golpe de 1967 fue seguido de inmediato de la tradicional ley marcial, censura, arrestos, golpes, tortura y asesinatos, con un total de ocho mil víctimas en el primer mes.

Fue sin duda la tortura la que marcó indeleblemente los siete años de pesadilla en Grecia. James Becket, un abogado estadounidense enviado a Grecia por Amnistía Internacional, escribía en diciembre de 1969 que "un cálculo conservador estimaría en no menos de dos mil" el número de personas torturadas, habitualmente de las maneras más horripilantes y con frecuencia usando equipo proporcionado por Estados Unidos.

Indonesia, 1965: Una compleja serie de eventos, que incluía un supuesto intento de golpe de estado, un contragolpe y tal vez un contra contragolpe, con la mano estadounidense impresa en diversos puntos, dio como resultado la salida del poder de Sukarno y su remplazo por una junta militar encabezada por el general Suharto. La masacre que inició inmediatamente fue calificada por el New York Times como "una de las más salvajes matanzas masivas de la historia política moderna". El número estimado de muertos durante unos pocos años iba de medio millón hasta más de un millón.

Se supo después que la embajada estadounidense había elaborado listas de "agentes comunistas", desde la más alta escala hasta los operadores de barrio, alcanzando los cinco mil nombres, y se las había entregado al ejército que se dedicó a cazarlos y asesinarlos.

Timor del Este, 1975 al presente: En diciembre de 1975 Indonesia invade Timor del Este, que se ubica en el extremo este del archipiélago, y cuya independencia de Portugal lo sacó de su control. La invasión se efectuó un día después de que el presidente Gerald Ford y el secretario de estado Henry Kissinger salieran de Indonesia, no sin conceder permiso a Suharto para usar el armamento estadounidense que, de acuerdo con la legislación de Estados Unidos, no puede ser usado para agresión. Indonesia era la herramienta de mayor valor para Estados Unidos en el Sudeste asiático.

Amnistía Internacional estimó que en 1989, con el propósito de anexarse por la fuerza a Timor del Este, las tropas indonesias mataron a doscientas mil personas de una población de entre seiscientas y setecientas mil. Estados Unidos apoyó decididamente los reclamos de Indonesia a Timor del Este (contrariamente a las Naciones Unidas y la Unión Europea), minimizando una carnicería de dimensiones escandalosas y proveyendo al mismo tiempo a Indonesia de todo el equipo y entrenamiento que requería para realizar la operación.

Nicaragua, 1978-1979: Los sandinistas derrocaron la dictadura de Somoza en 1978. Bajo la presidencia de Carter, los intentos de sabotaje adoptaron formas diplomáticas y económicas. Bajo la de Reagan, la violencia fue el método elegido. Durante ocho terribles años la gente de Nicaragua estuvo bajo el ataque de los Contras, grupo armado cercano a Washington, formado a partir de la viciosa Guardia Nacional de Somoza y algunos otros de sus defensores. Era una guerra total que se proponía destruir progresivamente todos los programas económicos y sociales del gobierno quemando escuelas y hospitales, secuestrando, torturando, colocando minas y bombardeando violentamente. Estos eran los "luchadores de la libertad" de Ronald Reagan. No habría revolución en Nicaragua.

Granada, 1979-1984: ¿Qué haría a la más poderosa nación del mundo invadir un país de ciento diez mil habitantes? Maurice Bishop y sus seguidores habían tomado el poder en el golpe de 1979, y aunque sus políticas no eran tan revolucionarias como las de Castro, Washington mantenía su miedo a "otra Cuba", particularmente cuando las apariciones públicas de los líderes granadinos eran recibidas con gran entusiasmo en otros países de la región.

Las tácticas desestabilizadoras de Estados Unidos contra el gobierno de Bishop empezaron después del golpe y continuaron hasta 1983. La invasión estadounidense en octubre de 1983 encontró una resistencia mínima aunque Estados Unidos sufrió ciento treinta y cinco bajas entre muertos y heridos. Hubo también cuatrocientos granadinos victimados y ochenta y cuatro cubanos, principalmente trabajadores de la construcción.

A finales de 1984, en una elección muy cuestionable resultó vencedor un hombre apoyado por la administración Reagan. Un año después, la organización de derechos humanos Consejo de Asuntos Hemisféricos reportó que la nueva fuerza policiaca entrenada por Estados Unidos y las fuerzas de contrainsurgencia de Granada se había destacado por su brutalidad, arrestos arbitrarios y abuso de autoridad y la erosión de los derechos civiles.

En abril de 1989, el gobierno publicó una lista de más de ochenta libros de los que prohibía la importación. Cuatro meses más tarde, el primer ministro disolvió el Parlamento.

Afganistán, 1979-1992: Todo mundo sabe acerca de la increíble represión hacia las mujeres en Afganistán, realizada por los fundamentalistas islámicos aun antes del Taliban. ¿Pero cuántos saben que durante los setenta y la mayor parte de los ochenta Afganistán tuvo un gobierno encargado de colocar a esta nación increíblemente atrasada en el siglo XX, incluyendo el establecimiento de la igualdad de derechos para las mujeres? Lo que pasó, no obstante, es que Estados Unidos inyectó miles de millones de dólares en una terrible guerra en contra de este gobierno, simplemente porque había apoyado a la Unión Soviética. Antes de esto, las operaciones de la CIA deliberadamente estimularon la probabilidad de una intervención soviética, que fue lo que ocurrió. Al final Estados Unidos ganó y las mujeres, y el resto de la gente de Afganistán, perdieron. Más de un millón de muertos, tres millones de incapacitados, cinco millones de refugiados, en total, alrededor de la mitad de la población.

El Salvador, 1980-1992: En 1980 los opositores tomaron las armas y se inició la guerra civil.

Oficialmente, la presencia de las fuerzas militares de Estados Unidos se limitaba a actividades de capacitación, pero en realidad los militares y el personal de la CIA jugaron un papel mucho más importante. Alrededor de veinte estadounidenses murieron o fueron heridos en accidentes de avión o helicóptero mientras sobrevolaban las áreas de combate en misiones de reconocimiento y hay muchas otras evidencias sobre la intervención de las fuerzas estadounidenses directamente en el campo de batalla. La guerra terminó oficialmente en 1992: setenta y cinco mil civiles muertos y el tesoro estadounidense vaciado en seis mil millones de dólares. Cambios sociales significativos fueron ampliamente frustrados. Un puñado de ricos seguía poseyendo el país, los pobres siguieron como siempre y los disidentes tuvieron que seguir acosados por los escuadrones de la muerte de la ultraderecha.

Libia, 1981-1989: Libia rehusó ser un estado aliado de Washington en el Medio Oriente. Los aviones estadounidenses derribaron dos aviones libios dentro de lo que Libia consideraba como su espacio aéreo. También bombardearon el país matando por lo menos a cuarenta personas entre las que se encontraba la hija de Qaddafi. Hubo varios intentos de asesinato contra él, operaciones para derribarlo, una enorme campaña de desinformación, sanciones económicas y la culpabilización de Libia, sin ninguna evidencia clara, por la bomba puesta en el avión Pan Am 103.

Haití, 1987-1994: Estados Unidos sostuvo la dictadura de la familia Duvalier durante treinta años, cuando se opuso al cura reformista Jean-Bertrand Aristide. Mientras tanto, la CIA trabajó muy de cerca con los escuadrones de la muerte, los torturadores y los traficantes de drogas. Habiendo retrasado su regreso por más de dos años, Washington finalmente hizo a sus militares restaurar a Aristide en su puesto, pero sólo después de obligar al sacerdote a garantizar que no favorecería a los pobres a expensas de los ricos y que no se opondría a la economía de libre mercado. Esto significó que Haití continuaría siendo planta ensambladora para el hemisferio occidental y sus trabajadores seguirían recibiendo salarios literalmente de hambre.

Panamá, 1989: En diciembre de 1989 un gran barrio residencial en la ciudad de Panamá fue destruido y quince mil personas quedaron sin hogar. Después de varios días de enfrentamiento directo con las fuerzas panameñas el saldo oficial fue de alrededor de quinientos muertos, admitido por Estados Unidos y por el nuevo gobierno panameño instalado por Estados Unidos. Otras fuentes, con no menos evidencias, insistían en que habían muerto miles y que había alrededor de tres mil heridos; veintitrés estadounidenses muertos; trescientos veinticuatro heridos.

Manuel Noriega fue un aliado e informante estadounidense durante años mientras resultó útil. Pero prenderlo no era el único motivo del ataque. Bush quería mandar un claro mensaje a los nicaragüenses, que tenían programadas sus elecciones dos meses más tarde, de que sería su ruina si reelegían a los sandinistas. Bush quería también doblar algún músculo militar para ilustrar al Congreso sobre la necesidad de tener lista una fuerza de gran combate (para guerras de amplio escenario), aun después de la disolución muy reciente de la "amenaza soviética". La explicación oficial del despojo perpetrado por los estadounidenses fue que Noriega era narcotraficante, lo que Washington sabía desde hacía años y nunca le incomodó.

Irak, década de 1990: Implacables bombardeos por más de cuarenta días y noches a una de las más avanzadas naciones del Medio Oriente, que devastaron su antigua y moderna ciudad capital; ciento setenta y siete millones de libras de bombas cayendo sobre la gente de Irak, la más concentrada arremetida aérea en la historia del mundo; armas que vertían uranio incinerando a la gente, causando cáncer; explosión de los almacenes de armas químico-biológicas y de los campos petroleros; envenenamiento de la atmósfera a un grado quizás nunca alcanzado en ninguna otra parte; enterrando soldados vivos deliberadamente; la infraestructura destruida, con repercusiones terribles en la salud; sanciones permanentes hasta el día de hoy multiplicando los problemas de salud; alrededor de un millón de niños y muchos más adultos muertos hasta hoy por estas causas.

Irak era la más fuerte potencia militar en el mundo árabe. Noam Chomsky escribió: "La línea dominante en la doctrina de política exterior de Estados Unidos desde los años cuarenta era que los vastos e inigualables recursos energéticos de la región del Golfo fueran efectivamente dominados por Estados Unidos y sus aliados y, fundamentalmente, que ninguna fuerza autóctona independiente pudiera tener una influencia sustancial en la administración de la producción y el precio del petróleo".

Yugoslavia, 1999: Estados Unidos está bombardeando el país regresándolo a una era preindustrial. Le gustaría convencer al mundo de que su intervención es sólo por motivos "humanitarios". Tal vez la historia de las intervenciones estadounidenses contada arriba nos ayude a decidir sobre la credibilidad de esta declaración.

Extractos del texto de circulación en Prensa Nuevo Amanecer, tomado de
Traducción de Ana Esther Ceceña.

Se modificó el orden en la presentación de las intervenciones con base en su fecha de inicio (N. de E.).

Más información:
Guerra / Criminalización / Represión
Rel. Internacionales / Geopolítica

Nota tomada de:

Estados Unidos Expansionistas

Intervenciones de los Estados Unidos en todo el mundo
Artículo de la enciclopedia libre Wikipedia.

"Este informe cataloga cientos de casos en los cuales los Estados Unidos, han usado sus fuerzas armadas en el extranjero en las situaciones de conflicto militar ó de conflicto potencial."

Las intervenciones de los Estados Unidos de América en el Mundo son numerosas desde 1775 en numerosos países. Las causas son a veces justificadas y a veces denunciadas por las instituciones internacionales.

Esta cronología comprende intervenciones militares directas (guerras, envío de fuerzas) e indirectas (sostén logístico de gobiernos o de movimientos, actividad del servicio de espionaje).

La lista hasta 1975 está basada en el informe del Congreso de los Estados Unidos sobre Relaciones Internacionales. Las partes de esta lista son del informe RL30172 de Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos de América.[1]

Intervenciones militares

1775-1776: En Canadá y en el Atlántico en el curso de la guerra de independencia de los Estados Unidos.

1798 a 1800: Quasi-guerra. Conflicto naval contra la Francia Revolucionaria. Mar norteamericano de las Antillas y las costas del Atlántico. Acaba con el Tratado de Mortefontaine.

1801 a 1805: guerra los Estados Unidos de América-Trípoli (1801-1805) más conocida bajo el nombre de guerra beréber, Rey de Trípoli y sus aliados de Túnez y de Argel declaran la guerra a los Estados Unidos que no querían más pagar el tributo para el paso de sus embarcaciones.

1815: expedición naval contra la regencia de Argel, dirigida por el Comodoro Stephen Decatur, que fuerza a Rey Omar que firma un tratado que pone fin a los ataques de embarcaciones estadounidenses por los corsarios beréberes.

1846: Guerra México-Estadounidense, los Estados Unidos de América anexionan la mitad del territorio mexicano. Este territorio ahora es repartido en Estados: Texas, California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo México, y una parte de Colorado y Wyoming.

1852 a 1853: Argentina, los Marines (Soldados de infantería de marina) se instalan en Buenos Aires para proteger los intereses estadounidenses frente a una revolución.

1853: Nicaragua, protección de los ciudadanos y de los intereses estadounidenses durante trastornos políticos.

1853 y 1854: Japón, el comodoro Matthew Perry obliga Japón a abrirse a Occidente con Convenio de Kanagawa en 1854.

Isla Ryukyu e Isla Bonin. El contralmirante Perry utiliza la fuerza de disuasión de su flota naval hacia las autoridades de Naha, en la isla de Okinawa, que le concede la gestión de una concesión minera, las islas de Bonin, así como facilidades comerciales.

1854: Nicaragua, en represalias a una ofensa hecha al representante estadounidense en Nicaragua, destrucción de la ciudad de Greytown (San Juan del Norte).

1855: Uruguay.

1859: China, protección de los intereses estadounidenses en Shangai.

1860: Angola, intervención con el fin de protegerle a los ciudadanos y de bienes estadounidenses en el momento de una rebelión indígena a Kissembo contra Portugal.

1865: Panamá, intervención con el fin de proteger ciudadanos e intereses estadounidenses durante el Incidente de la Tajad ade Sandía.

1893: Hawai, con el fin de proteger las vidas y los bienes de los Estados Unidos, la colocación de un gobierno provisional bajo la autoridad de Sanford D. Dole, anexión definitiva en 1898.

1894: Nicaragua, intervención en Bluefields con el fin de proteger los intereses de los Estados Unidos en respuesta a una revolución.

1898: Guerra Hispano-estadounidense, instalación, construcción de una base militar con como motivo la liberación de la tutela española. Los Estados Unidos imponen la posibilidad de inversiones financieras y un derecho de injerencia en los asuntos interiores del país.

1898: Puerto Rico, Hawai, Filipinas, Wake, y Guam.

1900: China, Boxer Rebellion.

1915: tropas de ocupación en Haití.

1916: tropas de ocupación (actividad) en la República Dominicana.

1917: El presidente estadounidense Woodrow Wilson envió tropas a México encabezadas por el General "Black Jack" Pershing -el mismo que comandaría las fuerzas estadounidenses en la Primera Guerra Mundial- para capturar al líder revolucionario Pancho Villa, la expedición fracasa.
1918: participación estadounidense en la Primera Guerra Mundial.

1926: Nicaragua.

1941 a 1945: participación estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, en Europa y en el Pacífico.

1945 y 1946: envío de tropas y bombardeos en China.

1946: Filipinas sostén del gobierno frente a una insurrección.

1947: Grecia sostén logístico militar del régimen colocado por el Reino Unido.

1950 a 1953:Guerra de Corea, bombardeos en China.

1953: Irán: la CIA organiza un golpe de Estado.

1954: Guatemala, caída del gobierno de Jacobo Arbenz.

1958: bombardeos en Indonesia.

1960: bombardeos en Guatemala.

1961: Cuba, Invasión de Bahía de Cochinos

1958 a 1975: Guerra de Vietnam. Intervención en Laos, Vietnam del Norte y Camboya, invasión de Camboya.

1964: Panamá: En represalia por los Sucesos del 9 de Enero.

Indonesia, Ayuda al gobierno en la represión de un complot prochino.

República Dominicana, Guerra Civil apoyada por la OEA, pese a que las fuerzas de intervención estadounidense fueron vasto mayor que las proporcionadas por la OEA (42.420 tropas estadounidenses); alrededor de 3.000 muertos. Bombardeos en Perú.

1967 a 1969: Guatemala, bombardeos.

1970: Omán, ayuda logística a Irán para oponerse a una insurrección a petición de este país.

1973: Chile, el militar Augusto Pinochet toma el poder en un Golpe de Estado apoyado por la CIA en contra del presidente socialista Salvador Allende.

1975 a 1999: Timor Oriental, sostén de la junta militar Indonesia luego de las fuerzas de la ONU para su independencia.

1980 a 1990: El Salvador, la ayuda militar al gobierno.

1980 a 1990: Nicaragua, apoyo militar a los Contras para derrocar al Régimen Sandinista de Daniel Ortega.

1983: Líbano, Fuerza multinacional. Invasión de Granada.

1986: Libia, bombardeo de varias ciudades y bases militares.

1989: Filipinas, ayuda contra un golpe de Estado.

Panamá, caída del general Manuel Noriega.

1990-1991: Operación Tormenta del Desierto, en respuesta a una demanda de Kuwait (ocupado por Irak) en la ONU. Con sostén de la ONU y de varios países de OTAN.

1991: Guerra del Golfo.

1993-1994: Somalia, intervención militar de EE. UU. para sostener las operaciones de la ONU.

1994: Haití, intervención para instalar al Presidente elegido Jean-Bertrand Aristide

1995: Bosnia Herzegovina, sostén a fuerzas de la ONU / OTAN en el mismo lugar.

1998: Iraq, bombardeo.

1998: Bombardeo de una fábrica de medicinas (sospecha de pertenecer a Bin Laden) en Sudán y de campos de entrenamiento terrorista en Afganistán.

1999: Yugoslavia: El gobierno de Bill Clinton bombardeó a Serbia.

2001-2003: Intervención en Afganistán en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

2002: Filipinas, en el marco de la ' guerra contra el terrorismo’. Con sostén del gobierno filipino.

2003: Guerra de Irak. Invasión a Irak.

2004: Haití, los Estados Unidos, en una intervención militar y con la ayuda de Francia, deponen al presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide del poder.

Operaciones encubiertas, golpes, consejeros militares, etc.

1903: Colombia, colocación de una rebelión, apuntando a la separación de la que se hará la república de Panamá con vistas a la construcción del Canal de Panamá.

1946 - 1949: Grecia. Apoyo logístico en la Guerra Civil Griega.

1964: Brasil. Colaboración con el Golpe de Estado.

1970 - 1973: Chile. Apoyo a la oposición al gobierno de Salvador Allende. Documentos desclasificados de la CIA pusieron en evidencia su apoyo a la oposición al gobierno de Allende desde los primeros días de su proclamación como presidente electo.

1975 - 1980: Sudamérica. Colaboración por parte de la CIA en los intentos de puesta en marcha de la Operación Cóndor.

1976: Argentina. Colaboración con el golpe de estado e implantación del régimen militar.

1981 - 1988: Nicaragua. Apoyo logístico y financiero a la oposición del régimen Sandinista.

Estados Unidos Expansionistas de América

Para los "periodistas" que dudan las intenciones expansionistas de Estados Unidos,
"comunicadores" que parecen pagos por los mismos intereses económicos del imperio yanqui, aquí va un poco de historia:


Cronología: intervenciones militares de EE.UU. en América Latina

La siguiente es una cronología de las intervenciones y creacion de bases
militares que los EEUU han hecho en distintos países de América Latina. Puesto
así, año por año, da idéa de la magnitud de la política imperialista a través de
la utilización de la fuerza militar, no solo para anexar territorios sino
también socios, complices a sus planes de dominación.

1823: La Doctrina Monroe declara que América Latina se considera "esfera de
influencia" para Estados Unidos.

1846: Estados Unidos emprende una guerra contra México, país que finalmente
es forzado a ceder al vecino del norte la mitad de su territorio, incluidos los
hoy poderosos y ricos Estados norteamericanos de Texas y California.

1854: La marina yanqui bombardea y destruye el puerto nicaragüense de San
Juan del Norte. El ataque ocurrió después de un intento oficial de poner
impuestos al yate del millonario norteamericano Cornelius Vanderbilt, quien
había conducido su nave a dicho puerto. El bombardeo facilitó el camino a
William Walker.

1855: El aventurero estadounidense William Walter, operando en interés de los
banqueros Morgan y Garrison, invade Nicaragua y se proclama presidente. Durante
sus dos años de gobierno invadiría también a los vecinos países de El Salvador y
Honduras, proclamándose igualmente jefe de Estado en ambas naciones. Walker
restauró la esclavitud en los territorios bajo su ocupación.

1898: Los Estados Unidos declaran la guerra a España en el momento en que los
independentistas cubanos tenían prácticamente derrotada a la fuerza militar
colonial. Las tropas norteamericanas ocupan la Isla de Cuba, desconocen a los
patriotas y España se ve obligada a ceder a Estados Unidos los territorios de
Puerto Rico, Guam, Filipinas y Hawai.

1901: Las fuerzas norteamericanas de ocupación hacen incluir en la
Constitución de la nueva República de Cuba la infame Enmienda Platt, mediante la
cual Estados Unidos se arrogaba el derecho de intervenir en los asuntos cubanos
cada vez que estimara conveniente. Cuba también fue forzada al arrendamiento en
perpetuidad de un pedazo del territorio nacional para el uso de la Marina de
Guerra estadounidense: La Base Naval de Guantánamo.

1903: Los Estados Unidos "estimula" la segregación de Panamá, que entonces
era parte de Colombia, y adquiere derechos sobre el Canal de Panamá. Años
después, el ex presidente Teodoro Roosevelt -el real segregador de Panamá-diría:
"Yo tomé la Zona del Canal mientras el Congreso debatía." A Colombia se le pagó
posteriormente la ridícula suma de $25 millones en compensación.

1904: Se promulga en Panamá la Constitución Nacional. Tiene un apartado que
contempla la intervención militar norteamericana cuando Washington lo crea
necesario. Inmediatamente se inicia la construcción del Canal de Panamá. Más
adelante, Estados Unidos llenará la zona de bases militares y en 1946 fundará la
tristemente célebre Escuela de las Américas, por cuyas aulas pasarán casi todos
los dictadores de América Latina.

1904: La infantería de marina estadounidense desembarca en República
Dominicana para sofocar un levantamiento armado opositor. Un año después, a
propósito de la intervención en ese país, el Presidente Teodoro Roosevelt
declara que Estados Unidos sería "el gendarme" del Caribe.

1906: Las inversiones norteamericanas en Cuba, que en 1885 representaban 50
millones de pesos cubanos, alcanza la cifra de 200 millones. En agosto de ese
año estalla una insurrección contra el presidente títere Estrada Palma, quien
solicita la intervención militar de EE.UU. Los norteamericanos desembarcan y
designan como interventor a William Taft.

1907: República Dominicana: Estados Unidos consiguió que el gobierno
dominicano le otorgara la recaudación de los ingresos aduanales, estatus que se
mantendría por 33 años consecutivos.

1908: Tropas norteamericanas intervienen en Panamá. En la próxima década lo
hará cuatro veces más.

1910: Los marines yanquis ocupan Nicaragua para sostener el régimen de Adolfo

1911: México: Para "proteger"a ciudadanos norteamericanos, el presidente
William Taft ordena el desplazamiento de 20 mil soldados a la frontera sur y
ocho buques de guerra frente a las costas de California.

1912: Los marines norteamericanos invaden Nicaragua y dieron comienzo a una
ocupación que se mantendría casi continuamente hasta 1933. Ese mismo año (1912)
el Presidente Taft declara: "No está distante el día en que tres estrellas y
tres franjas en tres puntos equidistantes delimiten nuestro territorio: una en
el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur. El
hemisferio completo de hecho será nuestro en virtud de nuestra superioridad
racial, como es ya nuestro moralmente."

1914: La Marina de Estados Unidos bombardea la ciudad portuaria de Veracruz,
un ataque aparentemente motivado por la detención de soldados norteamericanos en
Tampico. El gobierno mexicano se disculpa, pero el presidente Woodrow Wilson
ordena que la armada ataque a Veracruz. Cien soldados mexicanos, varios cadetes
de la Escuela Naval y grupos civiles resisten con heroísmo. Hay 300 muertos. Los
ocupantes permanecen durante varios meses.

1915: Los marines ocupan Haití para "restaurar el orden". Se establece un
protectorado que permanecerá hasta 1934. El secretario de Estado William
Jennings Bryan, al informar sobre la situación haitiana comentó: "Imaginen esto:
negros hablando francés"

1916: Marines ocupan la República Dominicana y permanecen allí hasta 1924

1918: En Panamá los marines ocupan la provincia de Chiriquí, para "mantener
el orden público".

1924: La infantería de marina USA invade a Honduras para "mediar" en un
enfrentamiento civil. Un militar hondureño asume el gobierno provisional.
Honduras ocupa el primer lugar mundial en la exportación de bananas, pero las
ganancias son para la United Fruit Company.

1925: Tropas del Ejército norteamericano ocupan la ciudad de Panamá para
acabar con una huelga y mantener el orden.

1926: Estados Unidos decide crear en Nicaragua una Guardia Nacional. Augusto
César Sandino se propone crear un ejército popular para combatir a los ocupantes

1927: En Nicaragua un capitán de los marines yanquis conmina a Sandino para
que se rinda. El rebelde responde: "Yo quiero patria libre o morir". Estados
Unidos realiza entonces el primer bombardeo aéreo en América Latina. Ataca la
aldea El Ocotal. Mueren 300 nicaragüenses por las bombas y ametralladoras

1930: En República Dominicana comienza la dictadura de Rafael Leónidas
Trujillo, un militar surgido de la Guardia Nacional, fomentada y entrenada por
Estados Unidos.

1933: Estados Unidos abandona Nicaragua y deja el control del país a
Anastasio Somoza y su Guardia Nacional.

1934: En Nicaragua es asesinado César Augusto Sandino, quien había depuesto
las armas. El asesinato fue ordenado por Somoza, con la complicidad del
embajador norteamericano Arthur Bliss Lane.

1941: En Panamá es depuesto el presidente Arias por un golpe militar liderado
por Ricardo Adolfo de la Guardia, quien primero consultó su plan con el
Embajador de Estados Unidos. El Secretario de Guerra Henry Stimson declaró al
respecto: "Esto fue un gran alivio para nosotros, porque Arias había sido muy
problemático y muy pro-Nazi"

1946: Estados Unidos abre en Panamá la tristemente célebre Escuela de las
Américas, para la formación de los militares del hemisferio. Allí se formaron
los principales protagonistas de las dictaduras militares en Brasil, Argentina,
Uruguay, Chile, Centroamérica y en otros países.

1947: Estados Unidos comienza a imponer paulatinamente el Tratado
Interamericano de de Asistencia Recíproca (TIAR).

1952: En Cuba, con la anuencia y agrado del gobierno de Estados Unidos, el
general Fulgencio Batista produce el derrocamiento de Carlos Prío Socarrás e
inaugura una sangrienta tiranía.

1954: La CIA orquesta el derrocamiento del gobierno democráticamente electo
de Jacobo Árbenz en Guatemala. Un poeta guatemalteco describió el gobierno de
Árbenz como "años de primavera en un país de eterna tiranía". Siguieron casi 40
años de violencia y represión que culminaron en la política de "tierra arrasada"
de los años 80. Más de 150 000 personas perdieron la vida.

1956: En Nicaragua el poeta Rigoberto López Pérez mata al dictador Anastasio
Somoza, que llevaba 20 años en el poder con apoyo de Estados Unidos. El
presidente Franklin Delano Roosevelt lo había definido así: "Es un hijo de puta,
pero es nuestro hijo de puta". Su hijo Anastasio Somoza Debayle prolongó la
dinastía tiránica durante varios años más.

1960: El presidente Eisenhower autoriza la realización en gran escala de
acciones encubiertas para derribar el gobierno de Fidel Castro, quien había
llegado al poder en enero de 1959 e inició de inmediato una obra revolucionaria
de extraordinario alcance social y apoyo popular. Las acciones encubiertas
incluían el asesinato del líder cubano, la creación de bandas
contrarrevolucionarias y el sabotaje a los principales sectores de la economía

1961: Fuerzas mercenarias reclutadas, organizadas, financiadas y dirigidas
por Estados Unidos invaden Cuba por Bahía de Cochinos (Playa Girón). En menos de
72 horas son derrotadas en lo que constituyó la primera gran derrota militar del
imperialismo yanqui en América Latina.

La CIA cocina un golpe de Estado contra el presidente electo de Ecuador J. M
Velazco Ibarra, quien se había demostrado demasiado amistoso con Cuba.

1964: El presidente de Brasil Joao Goulart, quien se proponía llevar a cabo
una reforma agraria y nacionalizar el petróleo, es víctima de un golpe de estado
apoyado y promovido por Estados Unidos.

1965: Estados Unidos envía miles de efectivos a República Dominicana para
reprimir un movimiento que intentaba restaurar en el poder al anteriormente
derrocado presidente progresista y democráticamente electo Juan Bosch.

1966: Estados Unidos envía armas, asesores y Boinas Verdes a Guatemala, para
implementar una llamada campaña contrainsurgente. En un informe del Departamento
de Estado reconocía que: "para eliminar a unos pocos cientos de guerrilleros
habrá que matar quizás a 100 mil campesinos guatemaltecos".

1967: Un grupo de Boinas Verdes fueron enviados a Bolivia para ayudar a
encontrar y asesinar a Ernesto Che Guevara.

1968: la CIA, organiza una fuerza paramilitar considerada como la precursora
de los tenebrosos "Escuadrones de la Muerte".

1971: El diario The Washington Post confirma que la Agencia Central de
Inteligencia (CIA) había intentado asesinar en varias oportunidades al líder de
la revolución cubana Fidel Castro. Años después, y en la medida que los
documentos secretos de la CIA eran desclasificados se ha sabido que los intentos
se cuentan por decenas y los planes por centenares.

1973: Los militares toman el poder en Uruguay, apoyados por Estados Unidos.
La subsiguiente represión alcanzaría elevadísimas cifras de población
encarcelada por razones políticas.
Un golpe de Estado instigado y organizado por Estados Unidos derroca al
gobierno electo del Presidente Salvador Allende en Chile, y se instala en el
poder el General Augusto Pinochet quien encabeza una cruenta y larga tiranía.

1976: Asume el poder una dictadura militar en Argentina. Años después se
desclasificaron en Estados Unidos casi 5000 documentos secretos que revelaron la
estrecha colaboración y el apoyo otorgado desde los más altos niveles del poder
en Washington a los militares argentinos, responsables de la muerte de al menos
30.000 argentinos, una gran parte de ellos jóvenes estudiantes y trabajadores.
Recientemente, el Departamento de Estado de EEUU ha desclasificado documentos
que implican directamente al antiguo secretario de Estado Henry Kissinger y
otros altos responsables norteamericanos en los crímenes cometidos por la
dictadura argentina, que puso en marcha una campaña de asesinatos, torturas y
"desapariciones" tras asumir el poder. Kissinger estuvo involucrado en las
operaciones del llamado Plan Cóndor, una red de cooperación para capturar y
ejecutar opositores políticos en Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay y

1980: Estados Unidos incrementa la asistencia masiva a los militares de El
Salvador que se enfrentan a las guerrillas del FMLN. Los escuadrones de la
muerte proliferan; el Arzobispo Romero es asesinado por terroristas de derecha;
85 mil civiles son muertos y 25 mil desaparecidos entre 1978 y 1989, La
violación y asesinato de 4 monjas por sicarios de los militares hace que el
gobierno yanqui suspenda la ayuda militar. por un mes.

1981: La Administración Reagan inicia la guerra de los "contra" para destruir
el gobierno sandinista en Nicaragua.
La CIA avanza en la organización de los "contras" en Nicaragua. Habían
comenzado el año anterior con un grupo de 60 antiguos guardias de Somoza. Cuatro
años después llegarían a agruparse en la "contra" casi 12 mil ex guardias. De
los 48 jefes militares más importantes de la "contra", 46 habían sido oficiales
de la Guardia Nacional. Estados Unidos también avanzó en la guerra económica
contra Nicaragua y en las presiones ejercidas por el Fondo Monetario
Internacional y el Banco Mundial.

El general Omar Torrijos, presidente de Panamá, muere en un accidente aéreo.
Desde entonces ha existido la sospecha de que la CIA tuvo que ver con el
desastre, debido al nacionalismo patriótico de Torrijos y a las relaciones
amistosas que su gobierno sostenía con Cuba.

1983: Se produce la invasión de cinco mil infantes de marina de Estados
Unidos a la pequeña isla caribeña de Granada. Las tropas yanquis entraron poco
después de que una conspiración había sacado del poder a Maurice Bishop, un
líder izquierdista y nacionalista.

1989: Estados Unidos invade Panamá para arrestar a quien fuera su protegido,
Manuel Noriega. La operación dejó no menos de 3 mil bajas civiles.

1990: Estados Unidos interviene masivamente en el proceso electoral de
Nicaragua a través de acciones encubiertas y también públicas. Washington
consolidó abiertamente la coalición de oposición, aunque tales prácticas son
ilegales según la ley estadounidense.

2000: Como parte de la "Guerra a las Drogas", Estados Unidos lanza el Plan
Colombia, un programa de ayuda masiva civil y militar a un país que quizás tenga
el peor récord de derechos humanos en el hemisferio. El financiamiento de
Estados Unidos para este Plan es de 1 300 millones, de los cuales el 83 por
ciento está destinado al gasto militar. El Plan Colombia después se ha subsumido
en la "Guerra contra el Terrorismo".

2002: Estados Unidos apoyó y financió a los elementos que organizaron el
fallido golpe de Estado del 11 de abril en Venezuela.

Cronologías que han servido de base:

-Mark Rosenfelder: U.S. Interventions in Latin America, 1996
-Roberto Bardini: Tropas extranjeras y maniobras militares. Inmunidad es
impunidad, 7 de Julio de 2003
Fuentes utilizadas por ambos autores:
-Black, George. The Good Neighbor . Pantheon Books, New York: 1988. Highly
recommended. An often amusing history of U.S. attitudes toward its southern
-Burns, E. Bradford. Latin America: A concise interpretive history . 4th ed.
Prentice-Hall, Englewood Cliffs: 1986. Not only what the U.S. does to Latin
America, but what Europe and the Latin Americans do to Latin America.
-Chomsky, Noam. Year 501: The Conquest Continues . South End Press, Boston:
1993. Packed with documentation.
-Galeano, Eduardo. Century of the Wind and Faces & Masks . Pantheon Books, New
York: 1988. (Originally published as Memoria del fuego II, III: El siglo del
viento, Las caras y las mascaras .) Vignettes from history, from a master Latin
American novelist. As history, take it with a grain of salt.
-Gleijeses, Piero. Shattered Hope: The Guatemalan Revolution and the United
States, 1944-1954 . Princeton, Princeton NJ: 1991. The definitive study of the
Arévalo/Arbenz administrations and the U.S. coup.
-Kwitny, Jonathan. Endless Enemies: The Making of an Unfriendly World .
Congdon & Weed, New York: 1984. By a former Wall Street Journal reporter.
-Patricia Galeana, Cronología Iberoamericana 1803-1992, Fondo de Cultura
Económica, México, 1993
-Gastón García Cantú, Las invasiones Norteamericanas en México, Editorial Era,
México, 1974.
-Gregorio Selser, Cronología de las Intervenciones Extranjeras en América
Latina (1776-1945), coedición de las universidades Nacional Autónoma de México,
Obrera de México, Autónoma Metropolitana-Atzcapozalco
Koeyu - Visiones Alternativas Adital

Artículo de insertado por: El administrador web - Fecha: 09/02/2006

Nota tomada de:

Otros sitios con la misma información: