sábado, 11 de septiembre de 2010

Matrix de Clarín nacida en las mazmorras de la dictadura

La historia del interrogador de los Graiver que se reunía con Magnetto | Tiempo Argentino

Oscar Gallino murió en 2007. En 1977, Videla lo designó “preventor” del Consejo de Guerra contra Lidia Papaleo. El 7 y 9 de abril de ese año recibió a los directores de los diarios. Para la justicia, ostentaba el poder de mando sobre los represores.


Fue uno de los jerarcas militares que ideó la estructura criminal que se instaló en la Argentina entre 1976 y 1983: “elaboró la Doctrina de Guerra a emplear”, aseguró la justicia. Ostentaba el poder de mando sobre los represores de los centros clandestinos de detención. Sus interrogatorios eran al fuego de la tortura y los vejámenes. Cuando Jorge Rafael Videla se lo pidió, aceptó el cargo de “preventor” en el caso Graiver. Con esas medallas, Oscar Bartolomé Gallino se puso al frente de los martirios y persecuciones que sufrieron los familiares y empleados del banquero David Graiver cuando fueron despojados de Papel Prensa, a manos de los diarios Clarín, La Nación y La Razón. Un general cuya historia comenzó a develar Tiempo Argentino el 5 de septiembre pasado y hoy se completa con la publicación de su legajo y su accionar.

...

2 comentarios:

Alicia Kinomoto dijo...

Mmmm, esto se parece a mi novela "Ninfa"... la sociedad controlada desde las mazmorras, por torturadores que no sólo buscan confesiones sino saciar además sus apetitos sexuales más perversos...

Alicia Kinomoto dijo...

Escuché, leí, vi relatos de mujeres torturadas por militares mandados por el estado golpista.
No puedo dejar de pensar en el placer que los verdugos experimentaron al violar y atormentar los cuerpos de esas mujeres.
Sólo había en esos actos aberrantes satisfacción de sus pulsiones sexuales. No había una misión que cumplir, un peligro que combatir.
Luego, los verdugos fueron premiados con el placer y con la impunidad que les regaló la democracia hasta hoy. ¿Son estos verdugos seres bendecidos por Dios?
Ali